El Tenedor se va de... pinchos, tapas, cena, comida... es un blog de crítica gastronómica de unos aficionados al buen comer

jueves, 19 de marzo de 2009

de cena en la Abadia de Arnoia

Situada en Arnoia,en la provincia de Ourense,muy cerquita de Ribadavia (ver mapa) ,la Abadia de Arnoia es una antigua casa rectoral brillantemente restaurada y recuperada como establecimiento hotelero,donde pasamos un fin de semana conociendo la comarca del Ribeiro y disfrutando del balneario situado en sus proximidades.
Además pudimos disfrutar en esta Casa Rural de una magnifica cena el sábado encuadrada dentro de la oferta "Invierno Gastronómico" que ofertan varias casas rurales gallegas.

El menú de la cena era el siguiente:

Crema de calabaza con islote de centollo y uña de percebe
***

Taco de emperador sobre cama de medallón de pulpo, salsa de caramelo do ribeiro y aceite de chipirón

***
Lingote e bica de castañas con Mouse de marc de champagne, dibujo de salsa toffe y su helado.
Agua, Pan, Vino de la Casa y Café


El primer plato llamó la atención por la suavidad de la crema aunque el islote de centollo no lograba resaltar el sabor del marisco y pasó un poco desapercibido.


El plato fuerte,con base de emperador estaba realmente bueno,con un muy buen punto de cocción del pescado,sabroso y tierno,y con una salsa que combinaba perfectamente con el sabor del emperador;la pena es que el "medallón de pulpo" se limitó a ser un trocito que en algunos casos era un rabito un poco cutre.


El postre se convirtió en el plato más celebrado de la cena,muy rico y con los distintos sabores y texturas que lo componian (castaña,champagne,toffe) perfectamente definidos y combinando entre si.


Todo ello regado con vino Ribeiro (por supuesto) de la casa,blanco o tinto según el gusto de cada uno.
El precio del pack del fin de semana incluia la cena,1 noche de habitacion,el desayuno del domingo y el uso de las piscinas del balneario de Arnoia por solo 50€/persona,una gran oferta.

En resumen,una gran cena incluida en la estancia en un establecimiento altamente recomendable situado en un entorno de gran belleza y que merece aún alguna visita más.