El Tenedor se va de... pinchos, tapas, cena, comida... es un blog de crítica gastronómica de unos aficionados al buen comer

viernes, 2 de diciembre de 2011

Hoy recomendamos

Unos amiguetes nos quieren hacer la competencia a la hora de hacer críticas, menos mal que ellos solo se dedican a las cervezas, porque son muy mejores que nosotros, os recomendamos su blog:

Una pinta de cerveza


Visitadlos y seguidlos por twitter y facebook!


martes, 30 de agosto de 2011

de comida en La Taberna del Chipirón (A Coruña)


Aprovechando una visita relámpago a Coruña,los miembros del Tenedor nos decidimos a probar un sitio del que ya teniamos algunas referencias,La Taberna del Chipirón,magnificamente situada enfrente de los jardines de San Carlos,en la parte alta de la ciudad vieja herculina.(ver mapa)

El establecimiento goza de buena fama en la que respecta a la elaboración del cefalópodo que le da nombre,el chipirón y concretamente cocinado a la plancha.

El local es pequeño con una barra donde tomar algo y unas cuantas pocas mesas,muy juntas y sin mucho espacio para comensales que busquen mucha comodidad,pero esto forma parte del encanto de la taberna.

La carta es muy escueta:
-chipirones,con sus diversas preparaciones:a la plancha,fritos y en anilla
-pulpo
-un par de ensaladas
-albóndigas
...y poco más,pero aquí la gente viene a lo que viene,a por los chipirones y es de admirar que se prefiera dar pocos productos con una correcta elaboración que presentar una carta amplia donde nos decpcionen la mayoria de los platos.

Eramos 3 personas,sin demasiada hambre y decidimos pedir 1 ración de chipirones a la plancha (por supuesto),1 de albóndigas y una ensalada normal (lechuga+tomate+cebolla) para acompañar.


La comida no tarda nada en llegar,primero la ensalada y acto seguido la ración de albóndigas.
Deliciosamente caseras,con una salsa para chuparse los dedos y acompañadas de unas patatas cocidas.
Y en cuanto habiamos despachado la generosa ración,llegó el plato que habiamos venido a probar:los chipirones.




Los chipirones a la plancha los presentan totalmente limpios,con los tentáculos separados aparte.
La verdad es que hicieron honor a su fama,muy ricos,tiernos y sabrosos,con el punto que les da la preparación en la plancha.
Quizás el único pero es que el acompañamiento era el mismo que con las albóndigas,unas patatas cocidas,pero que se podria disculpar teniendo en cuenta las reducidas dimensiones de la cocina.

Bebiendo agua,al final pagamos 7 euros por cabeza,un muy buen precio,con lo que salimos satisfechos con lo comido y lo pagado.
En resumen un sitio muy recomendable situado además en una de las zonas mas bonitas y tranquilas de A Coruña.

martes, 15 de febrero de 2011

La mejor hamburguesa del mundo: The Pork Store

Permítannos salirnos por una vez de nuestra línea de crítica y de nuestro ámbito geográfico natural. Quisiera comentar en este artículo un hecho que marca a uno en la vida, cuando encuentras: la mejor hamburguesa del mundo.

Lógicamente muchos han encontrado muchas "mejores hamburguesas", y muchos dirán que es de una hamburguesería de su ciudad a la que suelen ir. Decir primeramente que los que la hemos descubierto, hemos probado muchas muy, muy buenas. Somos comedores habituales en restaurantes de todo tipo (desde tascas o "furanchos" a restaurantes con estrella michelin); y que hemos degustado hamburguesas en varios países, y en mas de cinco estados de la cuna de tal alimento, EEUU (donde hemos probado hamburguesas de costa a costa, desde Los Ángeles a Nueva York). Aunque como todo en este mundo, todo lo que viene a continuación es una opinión subjetiva.

Comentar previamente que a diferencia de lo que piensan quienes no han viajado nunca a aquella zona, las hamburguesas (fuera de Mcdonalds y similares) son por lo general de mejor calidad que aquí; buenas carnes y poco grasas.


Nuestro hallazgo de produjo en pleno centro del barrio hippie de San Francisco (California), en la calle Haight; a escasos metros del mítico cruce con la calle Ashbury el cual da nombre al barrio donde nació el movimiento contrarrevolucionario hippie en los años 60, y que a día de hoy aún se puede palpar su esencia en sus calles (barrio de Haight-Ashbury).
En dicho punto, un día de paseo turístico por esta hermosísima ciudad, al mediodía y con hambre decidimos entrar en un restaurante de desayunos y hamburguesas cuyos carteles exteriores no es que fueran muy atrayentes, pero fue el primer sitio que encontramos y estábamos cansados.

El local se llamaba The Pork Store. Un local no muy grande, con una barra para unas 10 personas, y unas seis o siete mesas; de techos muy altos con los servicios en un altillo.


Varios de los que fuimos se decantaron por New Yor Steak y Sandwiches; los cuales afirmaron estaban deliciosos. El resto nos decantamos por hamburguesas: el mayor acierto de mi vida.

Me centraré en mi hamburguesa: una Mushroom Cheese Burguer. Una delicia en un buen pan de hamburguesa en la que había una cama de lechuga y tomate frescos (pero no muy fríos) sin exceso de abundancia de lechuga, junto con cebolla previamente pasada a la plancha. Sobre ella una delicia de jugosa hamburguesa de vacuno hecha al punto (en EEUU siempre te preguntan como la quieres de hecha), de buena carne, muy poco grasa; sobre ella unas finas y muy tostadas y crujientes lonchas de Canadian Bacon, también menos graso que el bacon común. Y coronando esta delicia una mezcla de champiñones a la plancha con queso suizo suave y fundido.

No tengo palabras para describir las sensaciones que produce el comer la mejor hamburguesa del mundo, cuando te das cuenta que la has encontrado. Quisieras que ese momento no se acabara nunca y... lo dicho, me quedo sin palabras para describirlo.

No ponemos fotos de los platos porque los desmerecen, estábamos tan absortos con el manjar que probábamos que no nos centramos en fotografiarlo.

Solo se que antes de morir, he de volver a la ciudad de San Francisco, para volver a pasear por sus calles y volver a tomar la mejor hamburguesa del mundo en The Pork Store.



Web del local: www.porkstorecafe.com